PREGUNTAS FRECUENTES

Por favor, lee las siguientes preguntas y sus respuestas

Es necesario traer una toalla o tapíz para colocar y cubrir la colchoneta. Si tienes la tuya propia también te la puedes traer si te sientes más segura.

Si, aunque en estos momentos no se pueden utilizar. Cualquier cojín de casa te puede servir y si más adelante quieres invertir en uno clásico de meditación lo puedes adquirir en el centro.

Si, absolutamente. La práctica de Yoga desarrolla la flexibilidad y no consiste en alcanzar una postura complicada. Cada persona tiene su propio punto de partida. No hay postura más bella que la que se ajusta a la realidad de cada uno.

Por la experiencia sabemos que dos veces en semana es suficiente y si tienes poco tiempo, incluso con una puede ser bastante. Lo importante es arrancar.

Si fuese este tu caso conviene que hables con tu profesor para que te sugiera si venir a clase o descansar. Si tuvieses que descansar te podemos recomendar algunos ejercicios para casa.

No. El profesor es solo esto, el profesor.

No. Cuando hay dolor es necesario parar. Es normal que la musculatura proteste cuando la estiramos, sin embargo, es esencial diferenciar entre el dolor y una tensión intensa y sostenida. Diferenciar esto se consigue con una práctica continua.

Si. En la sala de práctica se entra descalzo o con calcetines.

No. Es cierto que cuando una persona se encuentra bien internamente suele comer más sano y con ello se produce una reeducación alimenticia natural.

No. El Yoga nada tiene que ver con la religión ni interfiere en las creencias personales y religiosas de cada persona.

Si quieres una botella de agua, ilusión, confinza y constancia.